viernes, 23 de enero de 2009

Asertividad

Girasol (Helianthus annuus). Foto: Elvira Coderch

En la vida te tratan tal y como tú enseñas a la gente a tratarte. Wayne W. Dyer

Si quieres ser respetado por los demás, lo mejor es respetarte a ti mismo. Sólo por eso, sólo por el propio respeto que te tengas, inspirarás a los otros a respetarte. Fedor Dostoievski

Ni sumisión ni agresión: asertividad. Walter Riso

No hay nada malo en el poder si se usa correctamente… Lo que hace falta es la comprensión de que el poder sin amor es temerario y abusivo, y el amor sin poder es sentimental y anémico. Martin Luther King

La justicia despiadada se convierte en crueldad. Y la piedad sin justicia es debilidad. Thomas Merton

La asertividad... está diseñada para defenderse inteligentemente. Cuando la ponemos al servicio de fines nobles, la asertividad no sólo se convierte en un instrumento de salvaguardia personal, sino que nos dignifica. Walter Riso

Tal como lo demuestran estudios sobre la percepción social de la asertividad, a mucha gente le disgusta la honestidad directa, así sea empática y moderada. Walter Riso

Nunca debemos dejar de ser nosotros mismos a fin de ser aceptados. Mercè Conangla y Jaume Soler

No tenemos por qué asociarnos a personas que no nos hacen bien, y que nos obligan a pensar que no somos lo suficientemente buenos, y que, si trabajamos duro y somos mejores, tal vez algún día podamos ser suficientemente dignos. Ésa no es la clave... Es hora de decir: Esto me perjudica y debo dejarlo. Melodie Beattie

Así como nos sentimos amados e importantes cuando alguien nos defiende y nos cuida, de igual manera la autoestima sube como espuma cuando nos resistimos a ser sacrificados, utilizados o explotados. Walter Riso

Detesto a las víctimas cuando ellas respetan a sus verdugos. Jean Paul Sartre

El sufrir merece respeto, el someterse es despreciable. Victor Hugo

Ama a quien no te ama, responde a quien no te llama, andarás carrera vana. Refrán Español

No te merece quien te lastima. Walter Riso

De cualquier lugar donde una determinada contradicción toque a la vida y deje sin aire a nuestro ser, hay que marcharse. Friedrich Nietzsche

No quiero conflictos innecesarios, ya existen suficientes problemas y creo que cuanto menos me relacione con gente egoísta y narcisista, mejor para mí, esta es mi filosofía actual. Barry Gifford

Al trabajar con alguien, mi criterio principal es este: ¿le fortalece o le debilita?... De repente me di cuenta de que este era un criterio importante. Pude observar en mí mismo lo que me fortalecía y lo que me debilitaba. Y he visto que todo aquello que debilita, también impide la solución. Bert Hellinger

Por encima de todo, todas las acciones tienen que empezar fortaleciendo el espíritu. Clarissa Pinkola Estés

Creo que cuando uno realmente se pone a merced del otro, se instala en un lugar de tanto deterioro que es indigno para consigo mismo. Clara Coria

...el síndrome de Estocolmo, o lo que es lo mismo, la comprensión de las razones del otro en detrimento de la dignidad de uno. Gregorio Morán

Cualquier persona que no apoye tu arte o tu vida no merece que tú le dediques tiempo. Muy duro pero cierto. Clarissa Pinkola Estés

Es mi responsabilidad apartarme de lo que me daña. [...] Es mi responsabilidad hacerme cargo de lo que me pasa y saber mi cuota de participación en los hechos. Jorge Bucay

Con el ingrato no tengas trato. Refrán español

Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no. Gabriel García Márquez

24 comentarios:

María Diez dijo...

No tienen despercio las frases.
Lo difícil es llegar a sentirlas, es decir hacerlas tuyas y llevarlas a la práctica. Esto a veces cuesta sangre sudor y lágrimas, pero si se consigue....qué armonia.
Un beso

faladomi dijo...

Detesto a las víctimas cuando aman a sus verdugos...
aprendí a decir no cuando quiero decir que no...

Dos frases de mis preferidas. Cuantos nos cuesta a veces ser "asertivos" y cuanto enfermamos por no serlo.

un abrazo

Elvira dijo...

Hola María:

A veces cuesta sangre sudor y lágrimas, sí, pero vale la pena seguir cabalgando! Un beso

Hola Faladomi:

Como bien dices uno enferma si no es asertivo, porque se está traicionando a sí mismo todo el rato. Y lo curioso es que acaba siendo sano para todos, aunque nos quieran hacen creer otra cosa. Un abrazo

Sra de Zafón dijo...

Buenos y grises días, Elvira.
Hoy el cielo y el mar son de plomo, apagados, sin luz, pero mi casa y mi corazón están calientes y encendidos y... ¡no tengo que salir a trabajar bajo la lluvia, yujuuuuu!

"Así como nos sentimos amados e importantes cuando alguien nos defiende y nos cuida, de igual manera la autoestima sube como espuma cuando nos resistimos a ser sacrificados, utilizados o explotados". Walter Riso

De todas, esta frase es la que más cercana me resulta. Mi resistencia a ser domesticada, domada, sacrificada, utilizada, ha sido el caldo de cultivo de mi autoestima.
Que te amen como eres es maravilloso y te ayuda a sentirte bien en tu pellejo, pero lo que me hace sentir mejor conmigo es mi resistencia a aprender a ser como querrían otros, no yo.
Tengo la espuma para bañarme en ella :-).


"Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no". Gabriel García Márquez

A mí me llevó menos tiempo aprenderlo, supongo que gracias al buen número de años que me llevan algunos amigos, pero no me importaría nada tardar hasta los cuarenta y escribir como él. :-)

Un beso, Elvira, ¿te hace un rooibos?

Elvira dijo...

Hola Chusa:

¡Qué bien que no tengas que salir a trabajar bajo la lluvia!

Me alegro de que te resistieras a ser domesticada, domada, o sacrificada, ¡bien por ti! Yo en realidad siempre he parecido más brava de lo que soy, y a veces me he dejado domesticar con muy malas consecuencias!! Pero nunca es tarde para rectificar, y ahora soy menos brava en apariencia pero menos domesticable, jajaja! Y a pesar de las limitaciones que me impone la salud, me siento más libre que nunca. Curioso, ¿verdad?

¡Viva esa clase de espuma!

Oye, me he de comprar rooibos YA, suena genial y no lo he probado, imperdonable, pero eso sí que tiene fácil remedio.

Muchos besos, vaca independiente!

Femme d chocolat dijo...

Uf, me quedo especialmente con 2 que para mí son "el quid" de la cuestión

Detesto a las víctimas cuando ellas respetan a sus verdugos. Jean Paul Sartre

Tremenda la frase, sobre todo por todo lo que entraña debajo. POrque lo peor que le puede pasar a una víctima es NO darse cuenta de que lo es, y por tanto mantener el "respeto" a su verdugo . Es terrible eso. es la anulación total de la propia dignidad. Es el perder por completo los valores, la identidad, la coherencia y la justicia.


Y LA SEGUNDA:

Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no. Gabriel García Márquez


ESA linda con la anterior. Y es lo que de verdad deberían enseñarnos en el cole, en vez de la lista de los Reyes Godos de turno (llámese tabla periódica, latín, diagramas de conjuntos disjuntos, o vaya usted a saber qué , que para más inri acaba cayéndose de la lista obligatoria de estudio con el paso de los años)

Un beso gordo

Elvira dijo...

Hola Femme:

"Lo peor que le puede pasar a una víctima es NO darse cuenta de que lo es, y por tanto mantener el "respeto" a su verdugo". Exacto. Supongo que cuando nos "venden" ciertas actitudes como buenas y lo creemos, encima de estar sufriendo inútilmente pensamos que hacemos lo correcto. Si a alguien que es asertivo se le considera mala persona (porque no cede a deseos ajenos poco razonables), puede costar mucho atreverse a ser "mal@" según esos parámetros. Se trata de cambiarse las gafas con el cristal sucio y ver la situación con claridad. Puede llevar un tiempito, pero merece la pena!

Yo enseñaría en los colegios dietética, maneras de preservar el medio ambiente (ya se hace en parte, pero más), aprender a relajarse y respirar a fondo, y tantas cosas que no están en el programa. Pero para que diera tiempo a todo habría que quitar otros temas que "se resisten" a ser eliminados del programa de estudios.

También pondría más horas de inglés (se me nota la deformación profesional, jaja... 27 años de profe de inglés!!).

Otro beso gordo para ti

Sra de Zafón dijo...

Elvira, ¿es mucho preguntar que le pasa a tu salud, y a ti con ella?

De cualquier modo un beso para las dos.

Juan dijo...

"Detesto a las víctimas cuando ellas respetan a sus verdugos."

Cuando esto sucede no existen víctimas, sino cómplices de los verdugos.

Elvira, en los tiempos que corren, ¿crees que estamos ganando en asertividad o en victimismo quejumbroso?.

Un abrazo

Elvira dijo...

Hola Chusa:

Estoy jubilada antes de tiempo por larga enfermedad. Hablé un poco de este tema en la entrada "No más consejos, por favor". Pero te cuento algo más en un email privado, pues no me apetece hablar de ello aquí en el blog.

Muchas gracias por interesarte y besos

Elvira dijo...

Hola Juan:

"en los tiempos que corren, ¿crees que estamos ganando en asertividad o en victimismo quejumbroso?"

Dos cosas que no tienen nada que ver. Creo que, en general, las mujeres somos más asertivas que hace medio siglo o un siglo.

El victimismo creo que ha ha crecido, quizás debido al tipo de educación que confunde poner límites sanos a los hijos o alumnos con ser autoritario, y acaba siendo demasiado permisiva. Este tema da para una entrada, Juan. ¡Anímate si te apetece! :-)

Un abrazo

Cristina dijo...

Qué curioso, Elvira, acabo de escribir en mi blog sobre algo que tiene mucho que ver con la asertividad.

Me ha gustado especialmente la frase de Sartre.

Elvira dijo...

Acabo de visitar tu blog. Muy curioso y real lo que cuentas allí.

Sí, la frase de Sartre es buena y... potente.

Io dijo...

Estupenda selección de máximas a tener en cuenta para no perder nunca el norte del respeto hacia nosotros mismos.

Creo que no voy a ser nada original, pero me quedo con la de García Márquez. Parece que fuera necesario pasar años sin atrevernos a decir no cuando es no y pagando las consecuencias de ello. Aunque hay cosas que engalanan el "más vale tarde que nunca", y una de esas cosas es el respeto hacia uno mismo.

Gracias por tantas palabras útiles para nuestras vidas!

Mil besos!

Elvira dijo...

Hola Io:

Desde luego, ¡más vale tarde que nunca!

Estas frases forman parte de mi segundo libro de citas, pero como la editorial no parece tener prisa en publicarlo, os paso un "avance". No me gusta tener cosas interesantes guardadas en un documento sin que nadie las vea.

Gracias a ti y mil besos!

Montse dijo...

"En la vida te tratan tal y como tú enseñas a la gente a tratarte"

Todas son grandes frases, y esta la que más me ha gustado. ¡Qué cierto!

Elvira dijo...

Sí que es muy cierto, Montse. Un beso

Juanjo Albors dijo...

Mi pudor o mi discreción me impiden dar detalles, pero os aseguro que la asertividad también va dejando cadáveres tras de tí.

Parece que debería ser fácil para alguien que te quiere aceptar los caminos que uno cree tener derecho a elegir. Pero no parece ser tan fácil, visto los resultados.

Y un gran peligro es la compasión. La que te tienta en cambiar tu camino por no hacer daño. Aprendí a decir no antes que Gabo y es de las cosas más sanas que he aprendido.

Elvira dijo...

Hola Juanjo:

Si deja cadáveres tras de sí, ya no es asertividad, ¿no crees? O quizás no llamamos asertividad a lo mismo. "Ni sumisión ni agresión: asertividad." Suena muy egoísta y agresivo, eso de dejar "cadáveres" por el camino. Por supuesto siempre se puede sentir herida una persona cercana cuando tu camino no coincide con lo que ella desearía.

Es verdad, es una gran prueba de cariño del bueno el saber respetar los caminos que alguien querido decide elegir. A veces no es nada fácil, pero hemos de procurarlo.

Sí, de acuerdo con tu último párrafo. Un abrazo

martiux dijo...

Me encanta tu blogg, si puedes no dejes de escribir, :)

Elvira dijo...

¡Muchas gracias, Martiux! Y bienvenid@ al blog!

Karpe dijo...

Es mi responsabilidad apartarme de lo que me daña.......Gran verdad nadie nos puede ayudar si no querenmos ver lo que nos hace daño.La ultima palabra por mucho que quieran ayudarme la tengo que decir yo. Me encanta tu paciencia y tu talento. Enhorabuena.

Elvira dijo...

Hola Karpe: ¡bienvenid@ al blog y gracias por tus palabras!

Elvira dijo...

Acabo de añadir la foto de Girasol.